EL ARTE DEL LAYERING

Layering o como vestirse con 3 capas en ciclismo
68F2E7CD 6EA2 4E69 8E4D EAB17B847EF2

En colaboración con IBAI FRADEJAS

Sabemos que el material que elegimos, vendemos… y usamos, es parte importante del rendimiento.  

Al practicar ciclismo la temperatura corporal aumenta, el mecanismo de refrigeración que posee nuestro cuerpo es la transpiración, es decir, la evaporación de agua a través de la piel, que conocemos como sudor, esto puede hacer que nuestra ropa se empape causándonos una sensación de malestar y frío mucho peor que si nos mojáramos por culpa de la lluvia, nuestro objetivo es permanecer secos en todo momento.

Sabiendo esto, debemos elegir una vestimenta que nos mantenga secos de sudor, nos permita estar abrigados para combatir las bajas temperaturas y evite que la lluvia nos cale.

Es aquí donde surge el layering o la teoría de las tres capas, la cual defiende que con la combinación de como máximo tres capas de ropa es suficiente, para crear un pequeño microclima el cual protegerá nuestro cuerpo de nuestro sudor y de las inclemencias meteorológicas, evitando así sentirnos incómodos.

Primera capa

capa 1

Es la capa que se encuentra en contacto con la piel, las camisetas interiores, su función es la de alejar nuestro sudor de la piel, evitando la sensación de humedad y por tanto que nuestro cuerpo se enfríe.

Para ello utilizamos diferentes materiales:

  • Fibras sintéticas, de secado rápido.
  • Fibras naturales (lana Merino), presentan un tacto más agradable, evacuando la humedad mucho mejor que los tejidos sintéticos y acumulan menos malos olores. 

Algunas prendas incorporan hilo de carbono, que evita la acumulación de bacterias y además funciona como un buen regulador térmico.

Recomendamos prendas ajustadas para evitar que penetre el viento entre ellas y nuestro cuerpo, pero sin llegar a apretarnos para que nos permitan movernos con facilidad.

Segunda capa

capa 2

La función de la segunda capa es aislarnos térmicamente. Estas prendas no nos calientan de manera directa, su misión es retener el calor que genera el cuerpo aun estando mojados, favoreciendo al mismo tiempo la evacuación del sudor.

  • Las fibras sintéticas (poliéster) tienen a su favor que son menos absorbentes facilitando una mejor transpiración, además de secar más rápidamente.
  • Las fibras naturales (lana Merino), tienen como ventaja que retienen más el calor.

Dentro de la segunda capa podemos encontrar: maillot, culotte, gorra, gorro, cinta para la cabeza, braga, guantes, calcetines…

Tercera capa

capa 3

La función de esta tercera capa es protegernos de tres factores importantes:

  1. La lluvia y humedad exterior, manteniendonos secos.
  2. El viento, evitando la sensación de frío que éste provoca.
  3. Nuestro sudor, permitiendo su evacuación (transpirabilidad) ya que las capas anteriores no han debido retenerlo.

Esta capa, a demás, debe de ser resistente ya que al ser la más exterior puede estar en contacto con ramas, rocas…

Podemos encontrar las siguientes prendas: 

  • Chubasquero Aquazero.
  • Chalecos Pro Team y Aquazero.
  • Cortavientos Aquazero, son chaquetas con un tejido especial que permite que el viento no lo atraviese, evitando el enfriamiento por convección que sufriríamos a ir solamente con la segunda capa. Están preparados para evitar una ligera lluvia, pero ante más cantidad de agua llegará a traspasar el tejido.
  • Maillots, culottes, botines… Aquazero, son una prenda intermedia, realizando funciones de capa 2 y 3, llevando en su interior una capa de tejido afelpado que mantiene el calor de nuestro cuerpo y un tratamiento exterior que evita que el viento y la lluvia ligera penetren, tienen una alta capacidad de transpiración.

En definitiva la idea que persigue el layering es la de poseer prendas de ropa con una función muy definida, pudiendo combinarlas según las circunstancias meteorológicas en las que nos encontremos.

Por ejemplo, en un día soleado utilizaríamos una primera capa de verano y un maillot fino. Días más frescos, pero sin viento nos abrigaríamos con la segunda capa (camiseta interior + maillot aero o pro aero). Si por el contrario la temperatura es agradable con una ligera lluvia o viento, sólo tendríamos que colocarnos encima la tercera capa (cortavientos o chaleco), guardándola cuando deje de llover en el bolsillo del maillot. Si las condiciones se vuelven muy adversas, utilizaríamos las 3 capas al mismo tiempo, sabiendo que en la primera y segunda capa podemos encontrar prendas de distintos grosores, y que debemos elegir bien según las temperaturas.

Por tanto, nuestro sentido común y nuestras experiencias serán las que nos hagan saber elegir con la mayor precisión los tipos de prendas que necesitamos.

En colaboración con IBAI FRADEJAS

Ibai Fradejas, siempre en busca de aventuras y exploraciones salvajes en bicicleta.

MÁS HISTORIAS:

TIPS PARA UN BUEN ENTRENE CON RODILO

Deja una respuesta